Aplicación de la pintura de aparejo

¿Qué es el aparejo?

El aparejo para coches es una pintura englobada en refinish dentro de la categoría de pinturas de fondo o preparación (junto con las masillas e imprimaciones), siendo la última capa a aplicar antes de la pintura de acabado.

La pintura de aparejo tiene una importancia vital durante el proceso de reparación, influyendo directamente en la productividad y rentabilidad del trabajo, así como en la calidad final de acabado.

Los aparejos ayudan en la nivelación superficial de las áreas reparadas, disimulando algunos defectos superficiales como marcas de lijado y pequeñas irregularidades

Sin embargo, no es conveniente utilizar la pintura de aparejo como elemento de relleno. Una carga excesiva de producto sobre la superficie podría provocar a la postre defectos de pintado como bajadas de brillo, hervidos o cuarteados. Para esta función de relleno, el profesional ya cuenta con la masilla de poliéster, la cual debe ser aplicada previamente a la pintura de aparejo.

Consejos en la aplicación de la pintura de aparejo

Funciones de la pintura de aparejo en carrocería

Aislante y soporte

Uno de los principales cometidos del aparejo es funcionar como soporte y aislante entre superficies previamente preparadas (aplicación de masilla, metal vivo, cataforesis, etc) y la pintura de acabado.

Protección antioxidante

Aportar protección antioxidante al metal, ayudando a evitar posibles defectos de oxidación sobre la carrocería. Algunos aparejos cuentan con cargas anticorrosivas, que facilitan y mejoran la protección del metal.  

Mejorar el ajuste de color (adecuación de la tonalidad de fondo)

El color del aparejo tiene una influencia directa en el ajuste del color final del acabado

Es aconsejable considerar siempre el tono del aparejo a utilizar en función del color de la pintura de acabado. 

Este proceso nos ayudará a mejorar la igualación de color, obteniendo al mismo tiempo un mayor poder de cubrición. Esto evitará tener que aplicar más manos de acabado de las recomendadas por el fabricante, mejorando así el tiempo y la rentabilidad de la reparación.

Para facilitar este ajuste y elección del color del aparejo, nos basaremos en el sistema de escala de grises.

Se trata de un sistema compuesto por 3 colores (blanco, gris y negro), que combinados entre sí pueden dar lugar a diferentes tonalidades de grises, en función del tono del color de acabado.

Escala de grises aparejo

Cuando utilizamos un color gris con una altura de tono similar (claridad-oscuridad) a la del color de acabado, obtendremos mejores resultados en términos de colorimetría y poder de cubrición.

De esta manera, en blancos y colores claros, utilizaremos un aparejo de color claro, y para colores más oscuros, una pintura de aparejo de tonalidad oscura en función de la altura de tono del color de acabado.

Como ocurre con el software de gestión de color de BESA, el color de fondo es propuesto por el propio programa para facilitarnos su elección y obtener así un ajuste de color óptimo.

Aportar regularidad a la superficie

Otra función de los aparejos es la de dotar a la superficie de una mayor uniformidad, nivelando pequeñas irregularidades como marcas de lijado y pequeños poros, que favorezca la estética o el aspecto de la pintura de acabado.

Tipos de aparejo para coche

La pintura de aparejo la podemos clasificar en dos grupos: en base a su lijado, o en base a su función específica dentro de la reparación:

Tipos de aparejos según su lijado

Aparejo lijable

Son todos aquellos aparejos que una vez que se han aplicado y secado, deben ser lijados. 

Con el lijado facilitamos la extensibilidad de la pintura y el anclaje de la capa final.
Son aparejos que pueden presentar excelentes prestaciones en cuanto a rapidez de secado y lijabilidad.

En la actualidad, este tipo de productos y el proceso de reparación que conllevan son los más extendidos en el taller de carrocería. Algunos ejemplos de este tipo de aparejo pueden ser BESA-CAR o BESA-EXPRESS, productos que destacan por su gran poder de cubrición y facilidad de lijado.

Proceso lijado aparejo

Aparejo húmedo sobre húmedo (H/H)

También llamados aparejos wet on wet (W/W). Estos aparejos aportan la capa de anclaje y aislante necesaria entre la imprimación y la pintura final de acabado sin necesidad de realizar el proceso de lijado. 

Tras respetar el tiempo de secado estipulado por el fabricante, es posible aplicar la pintura de acabado directamente sobre el aparejo, cuando este aún está “mordiente” (sobre húmedo). 

El uso del proceso húmedo sobre húmedo puede tener una influencia notable en el tiempo empleado y la productividad de la reparación. Se utiliza para el aparejado de piezas nuevas con cataforesis o en el pintado de interiores de piezas como capós o puertas. Un ejemplo de esta categoría sería BESA-WET, un aparejo de fácil aplicación que permite el pintado a partir de 15 minutos.

Aparejos según su característica específica en la reparación

Aparejos de alto espesor

Estos aparejos aportan un excelente espesor de capa, dando lugar a superficies homogéneas, regulares y fácilmente lijables. Se suelen utilizar para reparar superficies de mayor tamaño y ofrecen buena adherencia sobre diferentes sustratos. Aparejos que pueden ser englobados dentro de esta categoría: BESA-CAR o URKI-FILLER.

Aparejos de alto contenido en sólidos

Se trata de una categoría de aparejos que presentan un excelente equilibrio entre un rápido secado, buena lijabilidad y altos espesores de capa, gracias a su alto contenido en sólidos.

Por su versatilidad y rendimiento, son los tipos de aparejos más utilizados en el taller de carrocería. En esta categoría destacamos de nuevo la pintura de aparejo BESA-CAR y BESA-EXPRESS.

Aparejos rápidos

Este tipo de aparejos pueden ser utilizados para reparaciones spot repair, ya que permiten acortar el tiempo entre aplicación y lijado.

Suelen presentar una mayor velocidad de endurecimiento, lo cual facilita su lijado, aumentando de esta manera la productividad dentro del del taller. Un buen ejemplo puede ser BESA-EXPRESS, que cuenta además con una gran versatilidad, pudiendo ser aplicado tanto sobre sustratos metálicos como plásticos: PVC, PC, PS, SMC, PET y NORYL.

Imprimación-aparejo

Aportan anclaje y protección antioxidante al metal, además de un buen homogeneizado de la superficie, ayudando a evitar la aparición de rechupes, poros o marcas de lija. En esta categoría encontramos la imprimación-aparejo de BESA.

Aparejos en spray

Se suelen utilizar sobre todo en pequeñas reparaciones, optimizando el tiempo empleado en la preparación y aplicación del proceso, o también como cubriente de superficies desnudas tras el lijado del aparejo. 
Suelen ser aparejos de secado rápido. En capas finas pueden permitir el pintado sin necesidad de lijado previo. Con capas más altas se recomienda un lijado con disco abrasivo P-400/P-500 o superior después de 2-4 h. Ejemplo: URKI-FILLER en spray.

Conclusión

El uso y elección del aparejo adecuado en función del tipo de reparación, jugará un papel fundamental en el acabado final.

Como profesionales, debemos conocer en profundidad los diferentes tipos que existen, su comportamiento y las particularidades de cada uno de ellos con el objetivo de optimizar el proceso de aparejado en la reparación.