El uso del barniz mate para coche ha estado tradicionalmente ligado a carrocerías y modelos de vehículos de gama alta, o en su defecto, para el acabado de pequeñas piezas como molduras o embellecedores.

Sin embargo, el barniz mate es un tipo de producto que ha incrementado claramente su demanda durante los últimos años… ¿La principal razón? el interés del cliente final en poder disfrutar de una carrocería y estética de su vehículo diferencial y personalizada. Los principales fabricantes han querido satisfacer las necesidades de los consumidores, y en la actualidad es común ver diversos segmentos de modelos que cuentan con una opción de configuración en acabado mate.

Este incremento de opciones también supone un incremento de posibles reparaciones en el taller de carrocería, por lo que será fundamental que el pintor profesional domine la preparación y aplicación del barniz mate para coche.

¿Qué es la pintura mate?

En primer lugar debemos aclarar que el concepto «pintura mate» no es una definición estrictamente correcta. Sería más adecuado hablar en términos de pintura sin brillo o bajo brillo, o por el contrario, de acabado mate.

Paragolpes mate

Este tipo de acabado se obtiene gracias a la aplicación de un barniz mate sobre la superficie. Esta laca aporta una micro rugosidad superficial que lo que hace es reflejar la luz en varias direcciones, provocando una disminución de la intensidad del brillo y de la cantidad de reflejos.

Un ejemplo de este tipo de producto sería BESA-GLASS HS MATE, un barniz de dos componentes diseñado para el repintado de vehículos con sistema bicapa. Se trata de un producto que ofrece excelentes prestaciones en términos calidad de acabado, facilidad de aplicación y resistencia, uno de los principales requerimientos de este tipo de acabados.

Cómo conseguir una correcta igualación del nivel de brillo con el barniz mate

Para conseguir una excelente aplicación del barniz mate durante la reparación, será necesario seguir una metodología que nos ayude a optimizar la igualación del nivel de brillo de la pieza repintada con respecto a sus adyacentes.

Ya que el nivel de brillo puede variar de un vehículo respecto a otro, será necesario que nos ayudemos de diferentes tipos de barnices para coche, tanto barnices con brillo como barnices mate o satinados.

Una práctica recomendable para conocer el nivel de brillo idóneo a aplicar será la preparación de diferentes mezclas en las que incluiremos distintas proporciones de cada barniz.

Pieza con pintura mate coche

A continuación, colocamos en un panel diferentes chapas o probetas donde aplicaremos de forma independiente cada una de las mezclas de barniz mate preparadas. Una vez secas, las compararemos con las piezas adyacentes a la pieza a reparar.

Proceso de aplicación del barniz mate para coche

Relacionado: Cómo Preparar y Aplicar el BARNIZ MATE sin Errores

Durante el proceso de aplicación del barniz mate debemos seguir una serie de pasos con que los evitaremos cometer errores, optimizando la calidad final de acabado mate en el vehículo.

  1. Mezcla regular y homogénea

    Un paso clave en la obtención de una correcta aplicación del barniz para coche será realizar una buena mezcla entre el barniz mate y el barniz satinado o con brillo a utilizar. Una mezcla homogénea influye en el nivel de brillo final de la pieza.

  2. Precisión en las proporciones de mezcla de cada componente

    La cantidad de catalizador utilizada en la mezcla debe ajustarse en base a las especificaciones de la ficha técnica del barniz. Un exceso o defecto de catalizador aumentará las posibilidades de obtener variaciones en el nivel de brillo, o posibles defectos de pintura como velados.
    Por otro lado, si incluimos demasiado diluyente en la mezcla final, obtendremos un micraje de capa inferior al deseado, dando lugar a posibles mermas en el brillo de la pieza.

    Además, no aconsejamos el uso de catalizadores o diluyentes rápidos para evitar el riesgo de obtener irregularidades en la superficie.

  3. Preparación de la superficie

    La limpieza y preparación previa de la superficie es un aspecto muy importante en las reparaciones con barniz mate. A diferencia de los acabados con barniz con brillo, en los procesos de barnizado mate no será posible pulir la superficie para eliminar posibles defectos de pintura originados por una inadecuada limpieza de la pieza, como motas, polvo o siliconas. La razón es que pulir la pieza puede hacer variar el brillo, lo que provocaría diferencias con el resto de piezas.

    Además, es aconsejable que las piezas adyacentes no contengan restos de pulverizado o adhesivos, ya que sería necesario el pulido para su eliminación.

  4. Técnica de aplicación

    El barniz mate debe ser aplicado con un movimiento de pistola y velocidad regular, realizando un adecuado solapamiento de las pasadas, con el objetivo de evitar ráfagas en el barniz. Además, la configuración de la pistola la realizaremos en función de la ficha técnica del barniz mate. En el ejemplo del BESA-GLASS HS MATE, la configuraremos con una apertura de 1,2-1,4mm y una presión de entre 2 y 2,5 bares.

  5. No realizar difuminados de barniz

    No es recomendable realizar un difuminado del barniz mate con el objetivo de optimizar la integración de las piezas.
    El motivo es que nos sería muy complicado controlar el nivel de espesor de capa entre las diferentes piezas, lo que se puede traducir en diferentes de nivel de brillo. Para evitar este problema, es preferible aplicar el barniz mate para coche en la pieza completa.

  6. Tipo y orientación de la pieza a reparar

    Como sabemos, el comportamiento de la pintura o barniz puede diferir en base al tipo de pieza a reparar y su orientación. Con el barniz mate no es una excepción.
    El nivel de brillo en capó o una aleta podrá variar, por lo que para asegurarnos de realizar una correcta integración de la pieza, recomendamos realizar un test previo para asegurarnos de obtener la mayor igualación posible, independientemente de si la pieza este dispuesta en plano vertical u horizontal.

  7. Controlar el espesor de capa

    Una capa de barniz mate con un espesor excesivo dará lugar a una superficie con un grado más brillante (lo ideal, entorno a las 50 micras de espesor).
    A mayor espesor de barniz mate, mayor posibilidades de obtener una superficie con más brillo. Un espesor entre 40 o 50 micras es lo más aconsejable para optimizar la igualación.

  8. Secado del barniz para coche

    Es importante seguir la ficha técnica en términos de tiempos de evaporación entre manos de aplicación. Un secado en cabina dará a la superficie un nivel de brillo más alto que realizáramos un secado al aire.