Aplicar antigravilla en el bajo de un coche

La correcta protección de los bajos de un vehículo mediante productos como la pintura antigravilla, es una práctica altamente recomendable que asegura la durabilidad y resistencia de la carrocería a lo largo del tiempo.

Habitualmente, usuarios y profesionales del sector tienden a centrar su atención en las partes más visibles y estéticas de la carrocería, como el capó, puertas, aletas o techos. 

Sin embargo, el mantenimiento y protección de zonas menos visibles es igualmente relevante, con el fin de que no se produzcan problemas de oxidación o deformaciones de piezas por pequeños impactos.

¿Qué es la pintura antigravilla?

La pintura antigravilla es un tipo de pintura dirigida principalmente a la protección de las zonas más expuestas de la carrocería como pasos de rueda, bajos de un vehículo o incluso faldones laterales y paragolpes.

Áreas importantes que ayudan a aumentar la seguridad y el correcto comportamiento del vehículo.

Pintura anti gravilla

Los protectores antigravilla están especialmente diseñados para minimizar los impactos mecánicos producidos por pequeñas piedras y gravilla. También cuentan con una destacada función anticorrosiva en la carrocería del vehículo. 

Por ejemplo, en determinados lugares y épocas del año, el uso de sal para evitar el hielo en las carreteras puede ser un elemento altamente corrosivo para la chapa de un vehículo.

La pintura antigravilla ayuda a minimizar este problema, funcionando como una capa de protección adicional.

 ¿Qué beneficios aporta la pintura antigravilla en la carrocería de un vehículo?

La aplicación de pintura antigravilla sobre faldones, pasos de rueda, bajos o estribos aporta elasticidad y adherencia a la pieza.

Por su naturaleza, además de ser una pintura dirigida a la reparación, la pintura antigravilla puede utilizarse también como pintura preventiva, cuando queramos aportar un extra de resistencia a la humedad o posibles abrasiones.

Además, permiten la posibilidad de ser pintadas, para favorecer una integración más estética de las piezas con el resto de la carrocería.

Gravilla en los bajos del coche

Un buen ejemplo de pintura de alta calidad que hará que la gravilla deje de ser una preocupación en la protección de los bajos del vehículo es URKI-PROTEC, un antigravilla repintable con la mayor parte de sistemas de pintura.

Su aplicación se realiza cómodamente mediante pistola, proporcionando una capa de pintura resistente, fuerte y de larga duración. 

Es una pintura antigravilla diseñada para reproducir el acabado original del fabricante y ofrecer protección contra la gravilla, sal, humedad y oxidación e incluso amortiguar los sonidos y vibraciones del motor.

Podrás conseguir la rugosidad, textura y relieve deseado en todo momento, regulando la presión y distancia de aplicación de la pistola.

Otro producto complementario para la protección de bajos del vehículo y pasos de rueda son las planchas insonorizantes, un panel bituminoso auto-adhesivo diseñado para aislar e insonorizar el ruido de pequeños impactos y vibraciones.

Spray Antigravilla para reparaciones parciales

En los casos en los que el tamaño del defecto no sea muy grande, y queramos realizar una reparación parcial donde reducir tiempo de preparación de la pieza y pintura, podemos ayudarnos de una pintura antigravilla en spray.

URKI-PROTEC cuenta con un formato en spray que protege eficazmente contra la gravilla piezas como espoilers y puertas, pudiendo ser también aplicado como protector de bajos.

La tixotropía que presenta y los espesores que permite depositar hacen amortiguar considerablemente los sonidos y vibraciones del motor. Se trata de un spray antigravilla especialmente diseñado para reproducir el acabado original del fabricante con excelente adherencia, elasticidad y buen comportamiento tanto al frío como a la corrosión.

Conclusión

Independientemente del tipo de reparación a realizar, ya sea más rugosa o más fina, o de un mayor o menor tamaño, la pintura antigravilla será siempre un excelente aliado en la protección de la carrocería y la correcta reproducción de piezas originales.